Inicio COLUMNISTAS ¡Alcalde póngase la 10!

¡Alcalde póngase la 10!

¡Alcalde póngase la 10! Laura Inés Castro - imagen de archivo
0

Es decir la camiseta en el tema de los escenarios deportivos. La semana que recién terminó estuvo avivada por los líderes de la calcomanía “ESCENARIOS DEPORTIVOS YA”, a lo que el alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo, contestó: “esto no es como soplar y hacer botellas”, es decir está difícil y complicado.

Típicas palabras del que ya está apoltronado en el poder y tiene como excusas los trámites y demás procesos a surtirse ante el alto gobierno e incluso en su propia administración. Se le olvida al mandatario que una de las razones del triunfo obtenido en las urnas fue la certeza de que daría solución a un tema tan complejo que sólo le ha merecido desprestigio a la ciudad, porque es de obligada mención cuando se habla de la corrupción que azota al país.

Con casi año y medio en el poder, la lectura que está haciendo la comunidad deportiva es que se sigue improvisando y aún no está claro el camino para la construcción de los escenarios deportivos, generando zozobra e incertidumbre en un tema tan sensible para la calidad de vida de jóvenes, deportistas y gente del común.

Si bien es cierto la debacle de los escenarios tiene sus responsables, eso ya es asunto de las autoridades competentes, por lo tanto en su gestión de gobierno, el mandatario de los ibaguereños tiene ahora la responsabilidad de culminar las obras, trabajo que debió comenzar al otro día de posesionado, teniendo en cuenta que fue su bandera de campaña, por eso ahora no lucen sus destempladas respuestas.

A vía de ejemplo, si el alcalde tuviera hijos deportistas que sufrieran a diario las inclemencias que están afrontando los muchachos hoy en día, muy seguramente otra sería la dinámica de los procesos a surtirse para iniciar nuevamente la construcción de los escenarios, porque las tragedias desde el escritorio se viven diferentes, eso sin contar la vergüenza que se siente cuando la ciudad está llena de turistas y tienen que presenciar sólo ruinas, donde bien podrían tenerse al menos obras en plena recuperación.

Tristemente como están las cosas y con éste Alcalde, escenarios deportivos todavía no, a no ser que se siga con la campaña de empujar y reclamar, pero subiendo de instancias. Que los gremios económicos de la ciudad visiten al Presidente de la República y lo involucren en la solución, porque él fue quien dejó en manos de su inepto Director Nacional de Coldeportes de la época, toda  la responsabilidad de unos juegos nacionales que debieron aplazarse. Sensibilizar a la actual Directora de Coldeportes para que haga equipo con Alcaldía y Gobernación para esta especial y no imposible misión.

Ojalá que las nubes negras de revocatoria para el mandato de Guillermo Alfonso Jaramillo, lo pongan a pensar, que si mantiene ese discurso de “escenarios deportivos tema complejo y de difícil solución” los ibaguereños le pueden pasar factura de cobro. La gente quiere soluciones y entre más difíciles, mejor el reto, por eso alcalde póngase la camiseta y deje las excusas.

Punto final.- Ahora se puso de moda el Cañón del Combeima, no por el turismo, sino por las amenazas y los riesgos que entraña para residentes y visitantes. Increíble.