Inicio POLÍTICA La Ventana Indiscreta: “La mala hora y la ira popular contra un pésimo Alcalde”
0

La Ventana Indiscreta: “La mala hora y la ira popular contra un pésimo Alcalde”

La Ventana Indiscreta: “La mala hora y la ira popular contra un pésimo Alcalde”
2
0

En ocasión memorable, el emperador Napoleón Bonaparte sentenció, con ademán premonitorio: “Cuando China despierte temblará el mundo”. Y, el paso de los siglos, y el curso complejo y accidentado de la historia universal le ha dado la razón. Ese país es un gigante poblacional, económico y militar, estratégico y decisivo en las equivalencias del orden mundial.

Le sugerimos leer: La Ventana Indiscreta: El “REPARTIDO” Conservador… descuartizado en pedacitos

Para la paz o para la guerra, para las alianzas para el crecimiento y el desarrollo de los pueblos, se tiene que partir de un entendimiento, de un acuerdo sobre lo esencial con esta gran nación. De reconocer su importancia en el concierto de los pueblos civilizados del mundo entero.

Pues bien, he recordado esta frase luminosa del célebre emperador francés, al presenciar, asombrado y perplejo, desde mi balcón de la Plaza de Bolívar, el apoteósico despertar de la conciencia cívica, democrática y política de los ibaguereños. Hacía muchos años, recordaba la gente en los corrillos de indignados, que no se veía una multitud expresando un sentimiento colectivo, de manera firme, decidida y con profunda convicción. Quizá desde la época, ya legendaria de Santofimio, no se veían calles y plazas repletas de gente altiva, libre, independiente, manifestando su sentir y su pensar, con tanto fervor.

Le sugerimos leer:  La Ventana Indiscreta: Caras nuevas, audacias menores de 40 años

Y, ¿cómo y quienes lograron este milagroso y multitudinario despertar de la ciudadanía? En primer lugar, el alcalde Jaramillo, quien  con sus reiterados  desafueros, su autoritarismo desbordado, su lenguaje procaz y descompuesto, sus arbitrariedades repetidas y cínicas, el evidente favorecimiento de intereses familiares y personales aprovechando su poder y posición, la corrupción de varios sectores de su administración ,y su talante peleonero de rufián de vereda y  de dictadorzuelo parroquial, concitó en su contra, por encima de ideologías, partidos credos políticos y diferencias de estrato social, una unánime expresión de indignación colectiva, pocas veces vista en la historia de nuestra amada Villa de San Bonifacio.

Le sugerimos leer: La Ventana Indiscreta: Fajardo, el sonriente doctor Google; Jaramillo, con cara y con sello

¿Por qué todo este asunto tan complejo? En primer lugar, por la forma como fue elegido Jaramillo, en medio de un caos de candidaturas dispersas, por una minoría, disfrazada de voto de protesta engañoso, que, de haber existido la doble vuelta para la elección de alcaldes de las capitales, jamás habría logrado la elección de este conflictivo, disparatado y decadente personaje. La gran mayoría dividida votó por los otros candidatos y la minoría mayor se coló por esa puerta falsa. Jaramillo no quiere a Ibagué, ni Ibagué quiere a Jaramillo. Es una verdad que quienes conocen la historia, no pueden dejar de reconocerla. Cuando fue político activo, encabezó una lista al concejo de Ibagué, y salió, con el último residuo de concejal, y jamás dio la cara para posesionarse, y cumplir con su deber, acosado por el complejo de la minoría última frente a la abrumadora mayoría Santofimista del cabildo de entonces.

Le sugerimos leer: La Ventana Indiscreta: Fin de la Expectativa de alianzas y el Ave de mal aguero

Su feudo político estuvo radicado en el Líbano, y algunos voticos dispersos, en poblaciones del norte y del resto del departamento. La ciudadanía ibaguereña, la misma que llenó calles y plazas esta semana, en contra de su desastrosa administración, copiada del modelo Petro, siempre le fue esquiva y ajena al grupo de Jaramillo. El predial ahora, fue la gota que llenó el vaso de la ira colectiva contra el locuaz y disparatado alcalde atropellador. De atrás venían, el cuento de la escritura con el muerto, las peloteras con el concejo, el truco de la tercerización del contrato del alumbrado navideño, con la complicidad de doña Betty, y de don Félix, ambos García, el deterioro de la malla vial, la crisis de los servicios públicos, y el falso moralismo.

Le sugerimos leer: La Ventana Indiscreta: El puente está quebrado; coaliciones para qué, ahora…y el análisis político

Al alcalde pendenciero, y alocado, le llegó la mala hora. Nunca imaginó que, lo que inició con una expresión legítima de periodismo social, se convirtiera en un maravilloso y fuerte colectivo, que inyecto energía, dinámica, capacidad de lucha a los ciudadanos, que los llevo a perder el miedo a protestar, con valentía, y a decir las cosas por su nombre. Hay que hacer justicia, esto se inició, a través del micrófono, ágil, inteligente, convincente, prestigioso de Rubén Darío Correa, y luego, con la eficaz ayuda de Mauricio Vargas, Héctor Sánchez, Wilson Leal, Hernando Álvarez Urueña, entre otros, se agigantó y se puso en marcha inatajable.

Le sugerimos leer: La Ventana Indiscreta: De realistas, utópicos y populistas

Se acabó el miedo contra una autoridad indigna. Los gremios, las juntas comunales, los líderes sociales, todos, a una salieron a manifestarse, y lo lograron. Que no crea ahora Jaramillo que, temblando ante la ira popular, acaba su problema y su desprestigio, con un proyecto de rebaja a la confiscatoria tarifa de su abusivo predial y concediendo alegres plazos para pagar. Forzado, por las circunstancias, el despertar del pueblo le obligo a doblegar su arrogancia, su terquedad, su ignorancia, en los temas cruciales de la administración municipal.

Le sugerimos leer: La Ventana Indiscreta: Danza macabra del ELN, Coaliciones y ‘Las Dos Gardenias’ musicales

Aquí no para el asunto. Más allá, de las responsabilidades que fijen la Fiscalía, la Procuraduría, la Contraloría y todos los demás entes de control y de justicia, frente a sus desmanes, hay algo superior, más poderoso, en las democracias, la voz del pueblo, cuyo fallo inapelable ya condenó a Jaramillo a la pena de la impopularidad, y el absoluto desprestigio. Y este fallo, no tiene apelación, ni instancia. Queda ahí, con piedra blanca, en la conciencia de los ibaguereños y tolimenses, para la historia, que jamás podrá nadie enmendar.

Le sugerimos leer: La Ventana Indiscreta: De Alianzas Políticas y otros demonios en el 2018

Coletilla “De traidores e idiotas útiles”

Personajes traviesos andan buscando envenenar la consulta del Uribismo, pidiéndole a los incautos que voten por la candidata Pastranista Martha Lucía. Esta señora anda pretendiendo comer a dos carrillos. Busca que la convención conservadora la apoye, emulando allí con Ordoñez, Luis Alfredo Ramos y Vargas Lleras. Y, a los ocho días, derrotada dentro del conservatismo, emular entonces con Iván Duque, el candidato oficial del Centro democrático, en la consulta abierta del 11 de marzo. Al fin como en la canción dirá esta señora, ni soy de aquí, ni soy de allá.

Le sugerimos leer: ¿A Alias ‘el tuberculoso’ le llegó la hora de darle la cara a la justicia?

A ella solo la mueve una ambición desesperada. Los seguidores del expresidente Uribe, y toda la gente nueva e independiente, votarán, con fervor y disciplina por el joven estadista Iván duque, quien si tiene programa, ideas claras y posiciones definidas sobre los problemas que le duelen a la gente. Allá los Pastranista, si tienen voticos para regalarle a la Ramírez, que ha maltratado a los conservadores, calificándolos de corruptos, ratas y mermelados, como se lo recordó Vargas Lleras esta semana. La convención conservadora, dividida y repartida en más de cinco sectores enfrentados, tendrá que terminar dejando en libertad a sus congresistas, para que, después del 11 de marzo, cada quien escoja el camino que mejor le convenga. Tristemente, la política se volvió así. Que le vamos a hacer. Feliz mañana.

Le sugerimos leer: ¿Quien es el Pelagato ahora?

También le puede interesar: