Inicio JUDICIAL Noche de copas entre parejas en El Vergel terminó con el feminicidio de Jazmín
0

Noche de copas entre parejas en El Vergel terminó con el feminicidio de Jazmín

Noche de copas entre parejas en El Vergel terminó con el feminicidio de Jazmín Nidia Jazmín Herrada - Edgar Augusto Salinas
0

A las 8 y 30 de la noche del pasado sábado, en la casa 46 del conjunto residencial Cerro Azul de El Vergel, dos parejas de esposos iniciaron una velada sin imaginar que se convertiría en un festejo mortal.

Los anfitriones eran el ingeniero Edgar Augusto Salinas de 53 años y Nidia Jazmín Herrada de 52.

Los invitados, Freddy Alexander Osorio Bernate de 52 años, asesor comercial del concesionario Mazda, y su mujer Sandra Paola Londoño Chávez, ama de casa de 44. Estos últimos llegaron en compañía de su hijo de 12 años.

Noticia Relacionada : Feminicidio en el exclusivo sector de El Vergel en Ibagué

Las dos parejas, con más de 16 años de amistad, cenaron al tiempo que recordaron las anécdotas del viaje de Edgar Augusto y Nidia Jazmín que recientemente habían realizado a Cancún.

Acto seguido destaparon y bebieron dos botellas de tequila con las que matizaron la noche de tertulia de los dos matrimonios.

Noticia Relacionada :   Ella es Jazmín, madre de los dueños de London House, la última víctima de feminicidio en Ibagué

Todo transcurrió con normalidad hasta las alrededor de la medianoche cuando se produjo la muerte a cuchillo de Nidia Jazmín, en una de las habitaciones de la casa, a manos de su esposo Edgar Augusto.

Los reveladores y sorprendentes hechos fueron contados anoche por la Fiscal 16 de la URI ante el Juzgado Primero Promiscuo del Valle de San Juan donde se produjo la legalización de la captura del atacante.

Le sugerimos leer:  Ella es Melissa Aguirre la joven víctima de feminicidio en Ibagué

El licor cumple su cometido

Según el ente investigador, basado en el testimonio de la mujer invitada Sandra Paola Londoño Chávez, a esa hora de la reunión los cuatro adultos se encontraban en alto estado de embriaguez.

En la versión leída en la diligencia judicial, ella observó cuándo la hoy fallecida Nidia Jazmín Herrada se dirigió a la cocina a preparar unos chicharrones para cortar el efecto de los tragos.

Sandra Paola dijo que se sintió mal, se dirigió a un baño del primer piso a vomitar y posteriormente ingresó a una habitación contigua donde observó una cama con el propósito de recostarse un rato.

Le sugerimos leer:  Ella es Carolina, la víctima de feminicidio está mañana en Ibagué

Señaló la mujer que minutos después ingresó al mismo cuarto la occisa Nidia Jazmín con el mismo fin, de descansar y se acostó a su lado. “Ambas estaban vestidas y un tanto mareadas” se escuchó en la diligencia.

Según la Fiscalía, minutos después irrumpió en la misma habitación Edgar Augusto Salinas y tras exclamar “y ¿se están arepiando?” se lanzó sobre el cuerpo de su esposa con un cuchillo en la mano propinándole una mortal puñalada en el pecho.

La testigo dice que ella estaba al borde de la cama y la mujer víctima del lado de la pared; señaló que inicialmente saltó de la cama del susto, pero al ver la agresión del atacante a su mujer, como pudo se acercó de nuevo y trató de quitarle a Salinas el elemento con el cual intentaba ocasionarle más heridas a la víctima. A ese esfuerzo se sumó, al escuchar los gritos, un hijo de los dueños de casa, de 20 años, que a esa hora descansaba en una planta superior de la edificación.

Le sugerimos leer:  Terrible caso de feminicidio se presentó en Ibagué

Llegó la Policía

Patrulleros adscritos al CAI La Gaviota, a la una de la madrugada del domingo, fueron alertados por parte de los efectivos de la vigilancia privada del conjunto Cerro Azul del Vergel, quienes reportaron una aparente riña en la casa 46 de este exclusivo sector de la ciudad.

Entretanto los vigilantes se percataron que en la casa 46 un hombre joven cargaba en brazos a la mujer herida para subirla a un taxi, el cual iba con rumbo hacia la clínica Los Ocobos donde Nidia Jazmín llegó sin signos vitales.

Cuando los guardias privados ingresaron a la casa observaron a Salinas en estado de exaltación, fuera de control y preso de un cuadro de ira, por lo que se vieron en la obligación de sujetarlo hasta que los patrulleros llegaran al lugar.

Le sugerimos leer:  Caso de feminicidio en vísperas del día de la madre causa repudio en Ibagué

Al llegar la policía, encontraron a Edgar Augusto Salinas con la camisa ensangrentada, lo esposaron y procedieron a iniciar su judicialización.

Una vez en poder de la Fiscalía el agresor continuó en alto estado de agresividad y se negó a que le practicaran la prueba de alcoholemia y demás exámenes de rigor en la reseña física. En el expediente se consignó que incluso manifestó querer hacerse daño.

Le sugerimos leer:  Autoridades investigan si mujer asesinada en la zona rural de Ibagué fue víctima de Feminicidio

¿Ira e intenso dolor?

En la audiencia que se cumplió en el Palacio de Justicia la tarde de este domingo, el abogado de la defensa presentó dos argumentos tratando que el juez de la causa tuviera consideración con el presunto feminicida.

El primero, que se trató de una reacción natural de su cliente, contemplada en el Código Penal, denominada ‘ira e intenso dolor’, que posiblemente sufrió Salinas al haber encontrado a su esposa en situación extraña con otra mujer, lo que desencadenó en el hombre un rapto de celos que ocasionó el fatal desenlace.

Le sugerimos leer:  Caso de feminicidio en vísperas del día de la madre causa repudio en Ibagué

Y el segundo: presentó en la audiencia cartas y entrevistas de los tres hijos del matrimonio Salinas Herrada, de 34, 32 y 20 años de edad, donde expresaron al juez que su padre era una persona de bien, buen papá y resaltaron que la familia, hasta la noche del sábado, era unida, ejemplar y católica. Los tres hijos, presentes en la diligencia, pidieron la libertad de Edgar Augusto.

“Es feminicidio”: Red de Mujeres

En un comunicado,  el Colectivo Red de Mujeres del Tolima no solo condenó el hecho, sino que exhortó a la justicia a tipificarlo no como un ‘crimen pasional’ sino como feminicidio, a la luz de la Ley 1761 de 2015 o ley Rosa Elvira Celi que endureció las penas para ese tipo de delito contra las mujeres en Colombia.

“Solicitamos a las autoridades que este hecho de violencia no quede impune y hacemos un llamado al gobierno municipal y departamental para que implementen el enfoque de género en las instituciones educativas y cree una estrategia intersectorial para la prevención de las de las violencias”, se lee en uno de los párrafos del comunicado.

Le sugerimos leer: Colectivo de mujeres en el Tolima protestarán contra el feminicidio

Para Picaleña

Finalmente, la fiscalía solicitó medida de aseguramiento por homicidio agravado en contra de Edgar Salinas, alegando que estaba consciente de lo que hizo, además sus estudios y conocimientos le permitían conocer lo que había cometido. Al final el juez de la causa tras escuchar los alegatos de las partes tomó la decisión de cobijar al indiciado con medida de detención intramural en el Coiba Picaleña.

Edgar Agusto Salinas
Le sugerimos leer:  Preocupaciones de los concejales por casos de feminicidio en la ciudad

‘Nadie se lo explica, era un hogar bonito’

La pareja conformada por Jazmín y Edgar son los padres de los jóvenes profesionales y emprendedores Mayra Alejandra y Edgar Salinas Herrada propietarios y fundadores del conocido pub London House y socios del establecimiento El Ilustre.

Amigos de la familia, señalan que no se explican lo sucedido. Los Salinas Herrada eran conocidos como una familia ejemplar y de valores, en el cual nunca habían tenido una situación similar.

Le sugerimos leer:  Desgarrador relato de una mujer que por poco es víctima de feminicidio en Ibagué

Habían enviado a sus hijos a estudiar al extranjero, uno de ellos a Londres, y a su regreso, iniciaron emprendimientos gastronómicos y empresariales que generan empleo, se convirtieron en un ejemplo digno de admiración. Eran unos padres orgullosos de sus hijos y con una sana y normal convivencia.

Fernanda Rojas Profesional en Comunicación Social y Periodismo